Existian precedentes, en Brasil asi­ como otros paises sobre Latinoamerica, sin embargo todo el tiempo de pago.

Existian precedentes, en Brasil asi­ como otros paises sobre Latinoamerica, sin embargo todo el tiempo de pago.

Existian precedentes, en Brasil asi­ como otros paises de Latinoamerica, No obstante continuamente sobre pago. “Se pedia la pasta gansa, asi­ como freelocaldates con la entrada se incluia la posibilidad sobre ‘jugar’ con la chica, que cobraba por estar alli, a lo largo de diez o quince minutos”, cuenta. “En la fiesta todos pagan, varones desplazandolo hacia el pelo chicas, aunque seri­a Con El Fin De las gastos del local, la comida, la bebida… nunca Existen fetichismo sobre pago”, subraya. “Queremos que se hable de esto, que se naturalice, que no sea un tabu”, reclama.

Sergy Martin, organizador de el acontecimiento anual de la Spanish F t Fetish que reune a mas de un centenar sobre fetichistas sobre pies de inclusive seis nacionalidades distintas. Fernando Ruso EL ESPANOL

“No seri­a infrecuente ver la gama sobre Netflix en la que nunca haya una decorado en la cual un pie acabe en la boca sobre alguien; ese es un exponente sobre que se esta naturalizando, que se le esta dando dignidad a esto”, explica Sergy.

El fetichismo esta presente en el gran pantalla, en las series y en los videoclips. De Kiki, el apego se realiza sobre Paco Leon, largometraje en el que, Asimismo sobre aparecer en decorado, individuo de sus actores protagonistas, Alex Garcia ha reconocido existir consumido las pies con fines eroticos; a Madonna chupandole el pata al cantante colombiano Maluma en el audiovisual que acompana a Medellin, cancion que se incorpora en proximo disco de la reina del pop. Asi­ como existe mas, sobre Quentin Tarantino a Naomi Campbell, Marilyn Manson o Courtney Love.

Pies, un fetiche sobre varon

Conforme el de mi?s grande analisis de fetichismo de pies del mundo, hecho por la psicologa asi­ como sexologa Arola Poch con la muestra sobre 1.156 participantes, el f tfetish —en ingles— seri­a habitual dentro de los fetichistas en un 81,5% de las casos. Sobre ellos, un 92% son hombres que se sienten atraidos por pies femeninos; un 2,49% son varones a las que les gustan las pies masculinos; el 2,28% son mujeres que prefieren pies de hembras; y unico el 1,76% son mujeres con predileccion por los pies sobre ellos.

El pata excelente para los fetichistas seri­a, segun la caracteristica mas veces nombrada, blando (68,9%), limpio (58,9%), con un curvatura sobre la planta pronunciado (48%), pequenos (42,4%), con olor (41,5%), sudados (30,1%) o dedos largos (28,8%), entre diferentes. Ademas se valora que tenga las unas pintadas (78,5%), anillos (44,3%), tobilleras (39,1%) o tatuajes (36,1%).

En cuanto a las practicas mas frecuentes, el 66,80% sobre los encuestados prefieren hacer f tjob —masturbacion con las pies en ingles—; le continuan las masajes, el correr descalzo, adorar los pies de una persona dominante, ‘gaggin’ —meterselos en la boca—, acontecer pisados, realizar cosquillas o ser abofeteados con los pies.

2 fetichistas lamiendo las pies sobre dos chicas. Fernando Ruso EL CASTELLANO

“Hay muchisimas cosas que se pueden hacer”, explica la sexologa autora de el estudio desplazandolo hacia el pelo autora del texto Las cosas claras (tarima, 2019). “Solo con verlos debido a puede tener excitacion; sobre la misma manera que la existe cuando se ven aquellas zonas de el cuerpo humano que todos consideramos como sensuales los pechos, las genitales…”, detalla Poch. “En intercambio, cuando se llaman fetichismos cuando existe entretenimiento a pies, cabellos, ombligos o narices”, apunta la psicologa. “Pero no Tenemos ninguna cosa anormal en excitarse con ellos”, aclara.

Se considera fetichismo a la espectaculo sexual hacia objetos o zonas del cuerpo humano que no son las genitales o primarias relacionadas con lo erotico. La Real Academia Espanola ya introduce en su definicion el termino “desviacion sexual”. Segun la sexologa, aun se desconoce En Caso De Que resulta una propiedad innata o alguna cosa que se adquiere mediante procesos conductistas que relacionan determinados fetiches al placer sexual.